Fiestas Patrias en Arequipa

Valle del Colca
Nat en el Valle del Colca

Como habrán visto todos aquellos que me siguen en el Fanpage de Natatouille, la semana pasada estuve en la hermosa Ciudad de Arequipa. Si bien esta fue la tercera oportunidad que visito la ciudad, siento que fue la primera que realmente la visité con tantas ganas (y mayor interés).

La primera vez que fui, tenía 17 años. En esa época de rebeldía no me interesaba mucho conocer nuevos sitios. Si mi yo de aquella época hubiera sabido que esa sería la última vez que viajaría con mi familia completa, probablemente lo hubiera aprovechado más (ahora por tema de horarios, ya no podemos viajar todos juntos como antes).

La segunda vez, tenía 20. Era mi primer viaje sin mi familia y como viajé con mi prima, nos alojamos en la casa de su familia. Solo salíamos cuando ellos salían (más que nada por decisión nuestra) y si bien conocí un par de lugares que no visité en mi primer viaje, siento que no lo aproveché tanto como esta tercera vez.

En esta tercera oportunidad, ya con 28 años encima, 11 años mayor que la primera vez, traté de sacarle el máximo provecho a esos 4 días que iba a estar allá.

Llegamos el jueves 28 de julio a las 6:30 a.m. Fuimos en pareja (yo con Yoshi y mi hermano con su enamorada). Tanto mi hermano, Yoshi y yo fuimos en un vuelo mientras que la enamorada de mi hermano fue en otro ya que no logró conseguir el mismo vuelo que nosotros, y como ella llegaba un poco más tarde a Arequipa, tuvimos que hacer hora mientras la esperábamos.

Una vez que llegó, tomamos un taxi del aeropuerto. El precio nos pareció excesivo (S/.30.00 hasta la Plaza de Armas) no obstante, al regreso supe que ese era el precio promedio.

Estuvimos en el hotel alrededor de las 8:30 a.m. Como es de conocimiento público, los hoteles generalmente inician el Check-in a las 12:00 p.m y para nosotros este horario era muy temprano así que ese día decidimos tomar el City Tour en el horario de las 9:00 a.m. Empezamos yendo al Mirador de Yanahuara. Luego continuamos con el Mirador de Carmen Alto, en donde puedes divisar los 3 volcanes de Arequipa (Chachani, Misti y Pichu Pichu) y también fuimos al Molino de Sabandía donde tuve la oportunidad de tomarme una foto con 2 hermosas águilas.

Molino de Sabandía
Molino de Sabandía

Al finalizar el tour, nos dejaron en la Plaza de Armas. Ninguno tenía una buena comida en el estómago desde la noche anterior, así que me puse a buscar en la aplicación Foursquare alguna sugerencia buena, bonita y barata, pero sobretodo cerca. Mi búsqueda no obtuvo ningún resultado que me convenciera.

Mientras íbamos buscando un lugar donde comer, mi hermano vio un restaurante que tenía un balcón de donde se podía ver la Plaza de Armas llamado Los Balcones de Venecia. Decidimos que ahí almorzaríamos, no obstante fue una de las peores decisiones que tomamos. Para empezar, almorzar en el balcón no era la mejor idea de todas ya que, el sol de Arequipa moría justo al frente y te daba totalmente en la cara (además de que el sol de Arequipa quema); cambiamos de mesa por una de adentro. Luego, la comida demoró nada menos que 45 minutos en ser servida. Cuando por fin llegó, no me pareció la gran cosa. La orden era simple: Un plato de Chicharrón de Chancho, uno de Rocoto Relleno, un Lomo Saltado y un plato de Fetuccini a lo Alfredo. Todo acompañado de un plato de Ocopa para compartir y una jarra de Papaya Arequipeña. Los únicos platos que rescato fueron el menos tradicional de la orden: Fetuccini a lo Alfredo y el Rocoto Relleno. También rescato el jugo. A Yoshi le quedó chico su Rocoto Relleno pero le gustó, y a la enamorada de mi hermano le llegaron las papas medias crudas. Pésimo lugar, además de que los precios muy elevados (la cuenta salio S/. 175.00)

Rocoto Relleno y Pastel de Papa_Los Balcones de Venecia
Rocoto Relleno y Pastel de Papa. Este fue el pedido de Yoshi
Jugo de Papaya Arequipeña_Los Balcones de Venecia
Jugo de Papaya Arequipeña

Ya en la noche, Yoshi con hambre todavía, salió a dar una vuelta por la plaza y entró a un local llamado El Mamut donde vendían sánguches y jugos. Se pidió un Sánguche de Pollo con Jamón y Queso,  y un jugo de Papaya Arequipeña; todo para llevar porque yo seguía en el hotel. A decir verdad, el sánguche no estaba mal sin embargo el precio me pareció alto para el tamaño (S/. 11.50, sin jugo. El jugo estuvo S/. 8.00). Decidimos no volver.

Mamut de Pollo_El Mamut
Sánguche de Pollo con Jamón y Queso con Jugo de Papaya Arequipeña

El tour del segundo día fue un Full Day al Valle del Colca. En este tour primero fuimos a Maca donde desayunamos (el desayuno fue parte del Tour). Les recomiendo que vayan muy abrigados ya que por la hora (alrededor de las 6:30 a.m.) la temperatura baja a 1º centígrado.

Ya en la Plaza de Armas de Maca, mi hermano se tomó una foto con un águila preciosa. Luego fuimos al Mirador del Cóndor. Tuvimos la suerte de ver 4 cóndores volar. Fue algo majestuoso. Finalmente llegamos al Valle del Colca. El total del recorrido fue desde las 3:30 a.m. hasta las 4:30 p.m. que volvimos a estar en la Plaza de Armas.

Vuelo de Condor
Vuelo del Cóndor

En el camino de regreso, alrededor de las 12:30 p.m., paramos para almozar en un restaurante en Chivay. El restaurante ofrecía la opción de Buffet a S/. 30.oo. Un precio razonable. Si bien la comida no fue la mejor, los 4 sentimos que era de lejos más rica que la comida del día anterior. Lo que no nos gustó fue el Pastel de Papa, el cual estaba medio crudo; y tampoco estuvo bueno el flan de vainilla, que sabía más a agua que a vainilla.

En la noche de ese día, con Yoshi nos fuimos a comer a un local que estaba al lado de El Mamut, llamado Manolo. Fuimos ahí porque mi hermano había ido la noche anterior y nos había dicho que fue rico y barato. Con Yoshi vimos los precios y no nos pareció tan baratos (S/. 30.00 era el precio promedio por plato. Para una cafetería no es tan barato). No obstante, confiando en lo que había dicho mi hermano, Yoshi pidió una Salchipapa Especial y yo una Hamburguesa Royal. El primer plato en llegar fue el de Yoshi y este llegó frío. No reclamamos porque habían demorado un montón en tomarnos el pedido. Luego de 1 minuto llegó el mío. El sabor de la carne estuvo sabroso y jugoso. Me gustó mucho la presentación del plato.

Royal1_Manolo
Royal en Manolo. Me gustó que tuviera ese huequito en la parte de arriba del pan, donde se puede ver la yema
Royal2_Manolo
Hamburguesa Royal

Terminando de comer, fuimos caminado hacia el hotel y nos encontramos con mi hermano y su enamorada en otra sanguchería llamada La Alemana. Yoshi me comentó que la noche anterior vio el lugar repleto, así que fijo era rico; sin embargo mi hermano al probar la Royal de La Alemana, me dijo que la carne de Manolo era de lejos mejor.

Royal_La Alemana
Hamburguesa Royal en La Alemana

Mientras conversábamos, Yoshi se paró y dijo que nos encontraría en el hotel. Por un momento pensé que había dicho algo y se había molestado. Esperé que terminaran de comer y juntos regresamos al hotel. Resulta que a Yoshi le había caído pésimo la comida  y se había ido porque empezó a sentir arcadas. Creemos que fueron las salsas de la Salchipapas ya que una amiga que viajó el año pasado nos dijo “nunca coman la mayonesa de Arequipa porque te va a caer fatal como a mi”. Felizmente a mi no me gusta la mayonesa, pero parece que Yoshi se confió un poco. Hasta ahora, nuestra suerte con los restaurantes había sidono la mejor de todas.

Salchipapas_Manolo
Salchipapas en Manolo

El tercer día fue día de Rafting en el Río Chili. Para los 4 esta era nuestra primera experiencia en canotaje. La verdad, siento que no nos fue tan mal para ser la primera vez, pero viendo el vídeo y viendo a los otros grupos, se nota que nosotros éramos la balsa más asustada. El tour empezó a la 1 p.m. y nos regresaron alrededor de las 4 p.m.

En el camino de regreso, pasamos por un restaurante que nos habían dicho que era BUENAZO: La Nueva Palomino. Pedimos para bajar ahí, fuimos al restaurante pero dada la hora, los platos más ricos ya no estaban en la carta. Tuvimos que regresar al hotel, así que nos fuimos caminando como quien hacía ejercicio, mientras comíamos Queso Helado, que compramos en la puerta del restaurante.

Queso Helado
Queso Helado

Eran alrededor de las 6 p.m. y estabamos sin nada en el estómago. Recordamos que el día anterior, habíamos visto en el camino un restaurante que ofrecía Kebab. En todas las ocasiones que he comido Kebab en Lima, he salido feliz del restaurante, así que pensé que con este restaurante no había pierde.

Mi hipótesis estaba casi en lo correcto. Este restaurante llamado El Turko, ofrecía efectivamente Kebab pero no ofrecían el tradicional kebab envuelto. También ofrecía sánguches kebab y uno que otro plato tradicional. Para mi pedí 2 platos. La entrada fue Hummus (crema echa de garbanzos) y el otro plato fue Kebab Nativo (al plato). El primer plato no me gustó mucho, el Hummus tenía un sabor demasiado grasoso (por el aceite), no obstante tuve que terminarlo porque este plato costaba más que el segundo. El segundo era Pollo Kebab servido al plato con papas nativas. Bastante agradable.

Hummus_El Turko
Hummus
Kebab Nativo_El Turko
Kebab Nativo

Antes de volver al hotel, mi hermano nos comentó que había visto un local de helados que le llamaba la atención desde el primer día y que quería darse una vuelta. Este lugar lleva por nombre Capricciosa y les cuento que venden el helado de Chocolate Belga más delicioso del mundo. Si van a Arequipa deben pasar por aquí sí o sí.

Helado Chocolate Belga_Capriocciosa
Helado de Chocolate Belga

Como esa noche era nuestra última noche en Arequipa, mi hermano sugirió ir a comer alrededor de las 10:00 p.m. al restaurante que estaba en el primer piso de hotel. Este restaurante llevaba por nombre El Hornito y su especialidad era pastas y pizzas.

Al final bajamos alrededor de las 11:30 p.m., felizmente que el restaurante abría hasta la 1:00 a.m.

Uno de los motivos que también nos motivó a ir fue su Happy Hour, y lo mejor de todo fue que este duraba hasta las 12:40 a.m. Los 4 nos pedimos una promoción de a dos mientras revisábamos la carta. Mi hermano y Yoshi sugirieron pedir una pizza llamada La Super Nonna, que traía queso, chorizo, tocino, champiñones,  aceitunas verdes, y un adicional que podía ser calabresa, pollo o cabanossi. Pedimos con pollo.

Chilcanos_El Hornito
Happy Hour en El Hornito

Como habíamos “almorzado” tardísimo, me había mentalizado que iba a comer solo una tajada de la pizza. No obstante, al dar el primer mordisco, supe que no iba a respetar lo que había dicho. La pizza estaba deliciosa. Siento que en Lima no he probado (hasta ahora) una pizza igual. Para no abusar, me comí media tajada más. De verdad que estaba muy buena. Nuestra suerte en los restaurantes mejoraba aún más.

Pizza Super Nonna_El Hornito
Pizza Super Nonna con Pollo

Nuestro último día, hicimos un tour en el Monasterio de Santa Catalina. Me sorprendió mucho como la atención y capacidad de las guías ha mejorado. Ahora no solo realizan guías en español e inglés, también logré oír a una guía hablando en italiano y otra en francés. Me pareció excelente.

Luego de esta visita, nos dirigimos por fin a La Nueva Palomino. El día anterior nos habían dicho que abrían sus puertas al mediodía, por lo que salimos del Monasterio a las 11:40 a.m. y llegamos al restaurante a las 11:50 a.m.

En mi cabeza pensé que seríamos los primeros en llegar pero estaba totalmente equivocada. Alrededor de 25 personas estaban haciendo cola mucho antes que nosotros. A las 12 en punto que abrieron la puerta, la cantidad de personas había aumentado a 35.

Debo decir que este último restaurante cerró con broche de oro nuestra visita a Arequipa. La semana entrante voy a profundizar mi experiencia en La Nueva Palomino con un post dedicado especialmente a este lugar.

Una de las cosas que quiero aconsejarles (por si desean llevar algo de Arequipa para compartir con sus familiares) es que vayan a la tienda Antojitos Arequipeños. Ahí preparan unos alfajores deliciosos y pueden encontrarlos de diferentes sabores como Maracuyá, Lúcuma, Café, Saúco entre otros. El precio es moderado (la caja está S/. 8.00) y es un regalo diferente ya que la gran mayoría lleva Chocolates La Ibérica y esto también pueden encontrarlo en Lima.

La verdad, este último viaje a Arequipa me agradó bastante y lo aproveché mucho más que las veces anteriores. También recordé algunas cosas de mis antiguos viajes, lo que me trajo nostalgia.

También, les recomiendo en caso vayan pronto a Arequipa, que visiten los restaurantes El Hornito, La Nueva Palomino y Capricciosa; y no comer mayonesa, porque es más que probable que les caiga mal.

Antes de terminar este post, quiero pedirle mil disculpas a todos ya que, como habrán notado, estoy posteando con menos frecuencia. Esto se debe a que ahora tengo menos tiempo que antes ya que en menos de 1 mes contraigo nupcias con Yoshi (trataré de postearles un par de fotos de la comida que vamos a servir en la recepción). No obstante, saben que en caso necesiten alguna recomendación o les detalle más a profundidad sobre algún restaurante en particular, pueden escribirme vía inbox a través de mi fanpage Natatouille.com o a mi correo electrónico natalialui@natatouille.com. Estaré atenta de responder todas sus consultas 😉

One Reply to “Fiestas Patrias en Arequipa”

  1. […] estaba perfecto, nada empalagoso y en su punto de dulce. El queso helado me hizo recordar a mi viaje a Arequipa por lo rico que estaba. Para todos los que amen el queso helado y no saben donde lo pueden […]

Agregue un comentario