Natatouille en México

Mi paso por Los Cabos, México

| 1 Comment

Natatouille en México

En CDMX, más abajo indico en qué terminal está este letrero

Tal vez no lo saben pero hace poquito volví de un viaje relámpago a San José del Cabo en México y la pasé súper chévere, tomando sol y comiendo muchísimo.

Con Yoshi y mis papás aprovechamos el fin de semana (casi) largo de Fiestas Patrias y fuimos para allá. Hicimos escala en Ciudad de México durante 5 horas y luego volamos para Los Cabos.

Ustedes pensarán que aproveché e inicié mi aventura culinaria desde el aeropuerto pero les comento que no. Les explicó por qué: Hace varios años atrás, cuando viajaba por primera vez a California, hice escala en CDMX y tenía como 5 horas de espera. Como viajé sola, y era la segunda vez que estaba en el aeropuerto de México, me dije a mi misma que no podía irme de ahí sin antes comer comida mexicana de verdad, así que me fui al restaurante Wings y me pedí unas Enchiladas que picaban como los mil diablos pero estaban buenotas. Mientras esperaba para abordar el vuelo a Los Ángeles, las enchiladas hicieron lo suyo en mi estómago así que ya sacarán sus conclusiones de cómo me fue en dicho vuelo. Desde entonces le tengo demasiado respeto a la comida mexicana, por dicha razón en esta oportunidad no quise aventurarme a comer comida típica en ese momento. No obstante opté por algo que a cualquier turista no le cae mal: Comida rápida.

Todo empezó con nuestra salida de Lima. Nuestro vuelo salía con rumbo a México a las 8:50 a.m. y volamos con LATAM Airlines. Sé que muchísima gente habla de que LATAM es una porquería, que no saben tratar a la gente y demás (inclusive acabo de leer que a Sarah Michelle Gellar la han tratado pésimo la gente de LATAM en Lima) pero debo decir que en mi caso nos fue bien, no excelente pero si bien y hay que decir las cosas como son. Nuestro vuelo solo tuvo un retraso de 39 minutos pero llegamos a México a la hora pactada (según el itinerario salíamos 8:50 a.m. y llegábamos a las 3:05 p.m.). Si hubiesen respetado las 6 horas que iba a durar el viaje, probablemente hubiésemos llegado a las 4:00 p.m. pero llegamos a las 3, así que PUNTO para LATAM.

Nuestro avión nos dejó en la Terminal 1 y mientras salíamos de migraciones y aduanas pensé que todo en el aeropuerto había cambiado. Con esta visita, han sido 4 veces las que he estado/pasado por México y las 3 visitas anteriores bajaba en una terminal totalmente diferente a la de esta ocasión, así que me sorprendió mucho el cambio. Debo decir que demoramos un poco en sacar maletas pero todo bien. Les comento que si quieren comprar pesos, traten de llevar billetes de US$ 100 ya que las casas de cambio dan el tipo de cambio que aparece en sus letreros, si desean cambiar montos pequeños (menores a 100) entonces deben preguntar por el T.C. Con mi mamá cambiamos US$ 200 cada una ya que queríamos hacer algunas compras en el mismo aeropuerto. De necesitar más, cambiaríamos ya en Los Cabos.

Lo primero que quería hacer era comprarme un chip prepago. Desde Lima estuve averiguando sobre los planes prepago que tienen las distintas empresas de telefonía en México. En un inicio averigue con Telcel pero una semana antes de mi viaje vi que también había Movistar, así que averigué ahí y tenían mejores promociones, empezando por el costo del chip que en NINGÚN LADO dice: Telcel cobra 149 pesos mientras que en Movistar solo 80 pesos, ¿bastante diferencia no? y no estoy considerando la recarga.

Ya una vez comprobado que los 4 podíamos usar el chip de Movistar, nos dispusimos a cambiar de terminal. Como nosotros llegamos en LATAM (Terminal 1) y debíamos tomar Aeroméxico (Terminal 2) para ir a Los Cabos, debíamos tomar algún tipo de transporte para ir de una terminal a la otra que está a 3 kms. de distancia. Desde la web del aeropuerto de México (una web que sinceramente me agrada mucho y espero que otros países sigan el ejemplo) pude averiguar que tipos de transportes puedo usar para movilizarme. Existen 3 opciones: Aerotren, Buses interterminales y taxis. En un inicio opté que debíamos tomar el Aerotren ya que es un servicio gratuito, pero leí que dentro sólo se permitía llevar maletas pequeñas como carry on así que con esa información ya me había hecho de la idea de tomar el bus interterminal y pagar 12.50 pesos (sí, tiene un costo), no obstante ya en el mismo aeropuerto pregunté y dijeron que no había problemas. El Aerotren pasa cada 10 minutos y va entre una terminal a la otra.

El Aerotren te deja en el 2do nivel de la Terminal 2. Buscamos donde estaba el módulo de Aeroméxico (super ordenado, cada aerolínea tiene como un cuarto donde tiene más de 10 counters para hacer check in) y descubrimos que cada persona, si ya había hecho check in online, podía registrar sus maletas de manera personal. Me pareció una experiencia bravaza. Ya luego de eso esperamos un rato a mi mamá que quería ir a los servicios y yo fui por un Agua de Jamaica.

Agua de Jamaica_Aeropuerto CDMX

Agua de Jamaica

Ya hecho el check in y comprado mi Agua de Jamaica caí en cuenta que era esa la terminal a la que yo siempre llegaba (me sentí un poco tonta, pero lo superé). Es en esta terminal donde está el letrerote que dice “MÉXICO” así que les dije a mis papás y a Yoshi para ir a tomarnos foto. Yoshi ya tenía una foto ahí pero le dije para tomarnos otra.

Como todavía nos quedaba como 2 horas y media, les dije para ir a comer, pero no en Wings (que ya había ubicado) sino algo más de extranjero, así que, como les mencioné líneas arriba, fuimos a comer comida rápida a Carl’s Jr. Como no quería algo muy de México por miedo a que me pase lo de la vez pasada, me pedí unos Chicken Fingers y para acompañar unas Chilis Cheese Fries (antes pregunté si picaba y me dijeron que no) que tenía carne molida y queso derretido. Yoshi se pidió una Hamburguesa Teriyaki y mis papas unas hamburguesas simples. Todos teníamos un poco de miedo de que la comida nos caiga mal. Felizmente no fue así y el trato dentro de ese local fue excelente.

Chicken Fingers con Chili Cheese Fries_Carl's Jr

Chicken Fingers con Chili Cheese Fries en Carl’s Jr

Nuestro vuelo a Los Cabos sí demoró un poco más que el vuelo de Lima a México, pero al igual que el vuelo anterior, llegamos a la hora.

En Los Cabos, ni bien bajamos del avión sentimos el bochorno pero no tanto como nos pasó en San Andrés (aunque en San Andrés llegamos en la tarde, acá ya era las 11 p.m.). Demoramos poco en esperar por nuestras maletas y salimos máximo a los 15 minutos. El señor que guiaba hacia qué puerta tenías que salir, nos hizo ir por la puerta errada y tuvimos que darnos TODA LA VUELTA para encontrar nuestro servicio de taxi. Felizmente el aeropuerto (y en especial esa parte del aeropuerto) es pequeño, por lo que no caminamos mucho.

Llegamos alrededor de la medianoche al hotel Decameron Los Cabos. Como se imaginarán, estábamos hambrientos, sudosos y cansados, así que nos bañamos al toque y fuimos al comedor. En este hotel (y digo este hotel porque en San Andrés creo que no tenían esta opción) a partir de las 11:00 p.m. hasta la 1:00 a.m. sirven snacks como hamburguesas, hot dog y papas fritas para aquellos viajeros, como nosotros, que recién llegan o para las personas que van a ir a disco y tiene un poco de hambre. Me serví todo lo que podía comer y lo disfruté demasiado. Luego fuimos a dormir ya que al día siguiente empezaba nuestro tour.

Snacks después de la cena_Decameron Los Cabos

Snacks que sirven después de las 11 p.m.

Tuvimos que despertarnos alrededor de las 8:00 a.m. para que nos diera tiempo de desayunar, reservar el taxi para el retorno, ordenar nuestras cosas y poder llegar a tiempo para nuestro Encuentro con Delfines, que lo contratamos a través de la página web de Cabo Adventures con 50% de descuento y lo mejor de todo, la actividad se realizaba exactamente cruzando la pista frente al hotel. Les cuento que fue una experiencia hermosa, los delfines son animales muy mansos y amigable, además de inteligentes. Este paquete fue el más económico que con 50% de descuento salía US$ 61.00 por persona y estabas 20 minutos con el delfín. El costo de las fotos era aparte y depende mucho de cuantas personas son en el grupo y el paquete que elijas. Nosotros éramos 4 y evidentemente elegimos el paquete “más barato”, pagando un total de US$ 199.00 por todas las fotos que te toman en esta experiencia y esto te lo dan en un CD. Por los otros precios (más caros) te entregan las fotos en un USB e inclusive te incluyen fotos impresas. Nuestras fotógrafas fueron Gris y Nohemi, nuestro entrenador fue Elliott y nuestro delfín llevaba de nombre Alii. Según nos dijo Elliott, él era el que iba a seguir como macho alfa de la manada.

Cabo Adventures

Foto con el delfín Alii, el próximo líder de la manada

Habremos terminado nuestra actividad cerca de las 12:00 p.m. y fuimos al hotel. Antes de hacer cualquier cosa, le dije a mi mamá para reservar un tour para el día siguiente. La misma chica que me ayudó con la reserva del taxi, nos ofreció un tour a El Arco (una formación rocosa, específicamente un arco natural, en el Cabo San Lucas, que es el extremo sur de la Península de Baja California) y nos cobró US$ 150.00 por 4 personas (paga 3 y van 4). Me pareció un precio justo. Luego de eso quise tomar sol y tomar todas las bebidas que mi cuerpo podía resistir (al final tome creo que 3). De los 4, creo que fui yo la que más tiempo estuvo al sol (30 mins como máximo) y terminé negraza. El sol sí que quemaba. Yoshi se fue primero a bañar y luego yo para ir a comer.

Chilaquiles en el desayuno_Decameron Los Cabos

Mi primer desayuno en Los Cabos. Los Chilaquiles Rojos están a la orden del día

Desayuno en Decameron Los Cabos

Burritos y ¡HUEVOS REVUELTOS!

Así como la comida del desayuno, el almuerzo estuvo buenazo aunque no había mucha comida mexicana, salvo los Chilaquiles Rojos del desayuno (tortillas bañadas con salsa roja y decoradas con una gran cantidad de ingredientes) y los burritos, pero por lo demás, la comida era muy internacional. Eso sí, en Los Cabos he comido el pescado MÁS rico del mundo. Era delicioso y ahora me encantaría comerme un plato lleno de ese pescado. Así que si van a Los Cabos, siempre coman pescado. También logré probar la Cochinita Pibil, pero eso ya lo había probado antes en Lima, ya que mi jefe es mexicano y una vez llevó a la oficina.

Debo decirles que comí demasiado en ese almuerzo, tanto así que no podía pararme (literal) durante 2 horas, por eso demoramos regular en salir a hacer compras. Felizmente allá oscurece a las 8:00 p.m. así que a la hora que salimos fue una hora prudente (salimos 5:00 p.m.) y como estaba a 2 cuadras, nos fuimos caminado al Supermercado La Comer.

Buffet Decameron Los Cabos

Los pescados y las papas estaban deliciosas

Según nos dijeron en el Decameron, tanto La Comer como en Walmart que esta unas 5 cuadras más arriba, ofrecen exactamente lo mismo pero durante mi estadía descubrí que Walmart ofrece alguna cosas un poco más baratas que La Comer y viceversa. Con mi mamá y Yoshi aprovechamos en comprar un montón de cosas que en Lima no hay (como Zuko de Agua de Jamaica, Té helado con fresas, Agua de Horchata, Sandía y otros sabores que acá no se encuentran) o que son más baratas allá y los compramos para el consumo del momento. Un ejemplo claro fue el mismo Zuko. El costo de cada sobre de Zuko es de 3.15 pesos aproximadamente que al T.C. son como S/ 0.60. El que menos sabe que en Lima cada sobre de jugo instantáneo no baja de S/ 1.35 y puede costar hasta S/ 2.50. Otro claro ejemplo fue el agua Evian (que compramos para el consumo durante nuestra estadía). Su precio: 33 pesos que al T.C. era S/ 6.00. La misma botella en Lima esta S/ 11.50. Quedé realmente sorprendida de como nos roban en Lima y le dije a Yoshi “¿Por qué no nos quedamos a vivir aquí?”.

Regresamos al hotel cansadazos después de hacer tantas compras, cenamos buenazo de nuevo (pescado FTW) y nos fuimos a dormir ya que al día siguiente nos tocaba el Tour a El Arco.

Buffet4_Decameron Los Cabos

Algo “light” para la cena. Esa tortilla realmente era Taco del Pastor

Nos levantamos más temprano que el día anterior. Desayunamos al toque (¡Chilaquiles Rojos!) y esperamos en el Lobby del hotel para que nos recogieran. Mientras esperábamos, hicimos reservas en el restaurante a la carta del hotel, llamado Luna. En total fuimos un total de 10 las personas que iban a hacer el tour, de los cuales nosotros éramos los únicos que hablaban español. El tour consistía en visitar el Taller de Vidrio donde enseñaban como hacían esculturas y adornos hechos a base de vidrio reciclado, seguido por El Arco, visita a una tienda de platería, visita al Mercado de Artesanías (donde no compré nada porque todo caro) y finalmente a local donde nos hicieron degustar tequila.

El Arco_Los Cabos

El Arco, en San Juan del Cabo

natatouille en el arco

Nat en El Arco, aunque con mi cabeza lo estoy tapando. El bote se movía demasiado por la marea

En el tour a El Arco, nos subieron a un bote y recorrimos el Mar de Cortez, pasamos por la playa del amor y la playa del divorcio y conocimos el famoso arco. La verdad que es un lugar sorprendente y lo que lo hace más sorprendente es que es natural y no hecho por el hombre, el problema es que no nos podíamos acercar mucho porque ahí la marea estaba fuerte. Regresé al bus con un dolor de cabeza terrible y lo único que hice en el mercado de artesanías fue comprar pastillas para el dolor de cabeza.

Si dentro de su tour está incluido el degustar tequila y les venden, les recomiendo que compren ya que han buenas marcas, macerados y cremas, parecido al Baileys pero con tequila, todo con buenos precios. Con Yoshi nos compramos una botellita de la Crema de Tequila 1921 a solo US$ 20.00 (la botella pequeña porque nuestra maleta ya estaba repleta de las compras del día anterior). Estoy segura que disfrutaremos esa crema el día de nuestro aniversario que ya llega. Debo mencionar también que estos tequilas que ofrecían en este lugar sólo los encuentran en México, específicamente en Los Cabos y Cancún, así que aprovechen y compren porque no los exportan.

Regresamos al hotel alrededor de las 2:00 p.m. Tomé sol media hora (terminé negra de nuevo) y fuimos a comer rápido porque a las 3:00 p.m. cerraba el restaurante. Probé una Sopa de Tomate buenaza.

Buffet1_Decameron Los Cabos

El pescado a la orden de mi plato

Sopa de Tomate_Decameron Los Cabos

Sopa de Tomate deliciosa

Para este 2do día sí fuimos a Walmart y tomamos el bus. El precio del pasaje, ya sea corto o largo el trayecto, es de 12.50 pesos. Como Walmart estaba muy cerquita, llegamos al toque. Aquí compramos mucho menos que en La Comer ya que no teníamos mucho espacio en la maleta (si viajan de a 2, cada uno lleve su maleta, si viajan 4, igual y no sean como nosotros que por pareja solo llevaron 1 maleta). Como les digo, algunos precios más económicos y mayor variedad de cosas.

Regresamos caminando al hotel ya que no teníamos ni idea donde tomar el bus de regreso pero como ya estaba oscuro no sentimos mucho calor. Nos fuimos directo a cenar y a arreglar maletas ya que al día siguiente nos regresábamos a Lima (les dije que fue un viaje relámpago). No sé como le hicimos con Yoshi pero todo entró y encima había espacio para las cosas que iba a enviarle a una amiga que vive en México.

En dicha cena, no cenamos como los otros dos días en el restaurante buffet, sino que fuimos al Restaurante Luna que tiene opciones de platos a la carta. Desde mi punto de vista NO VALE LA PENA ir a esos restaurantes: La carta es muy limitada, nos atendieron mal y encima la comida es gourmet (aunque nos llenamos). Como no habían muchas opciones, me pedí un Ceviche (estilo mexicano, había oído que llevan palta y tomate) y de fondo unas Costillas de Cordero. Yoshi se pidió la misma entrada que yo y mis papás ensalada (solo había 2 opciones de entradas). De fondo se pidió Salmón Ahumado al igual que mi mamá y mi papá un Filete de Pollo. Estuvo rico pero siento que hubiera disfrutado más la cena en el restaurante buffet.

Ceviche Mexicano_Restaurante La Luna Decameron

Ceviche mexicano. Nada mal pero siento que le faltó limón

Costillas de Cordero_Restaurante La Luna Decameron

Costillas de Cordero, ricas pero me las terminé en 2 minutos.

El transporte para el aeropuerto nos recogió bien temprano y nos llevó al Aeropuerto. Mi idea era enviar el paquete a mi amiga desde el aeropuerto de Los Cabos pero resultaba que en ese aeropuerto no había servicio de paquetería. Yoshi me odió un poquito pero como todavía quedaba un poco de espacio en la maleta, metimos las cosas y nos dispusimos a enviar las cosas desde CDMX. El vuelo desde Los Cabos sólo tuvo un retraso de 5 minutos.

Llegamos a CDMX y en la misma Terminal 2 busqué un servicio de paquetería. Resulta que uno (Redpack) simplemente no estaba habilitado (el módulo vacío) y el otro (Correos de México) estaba cerrado. Me pareció inaudito que un servicio dentro del aeropuerto no funcionara 24/7. Un poco molesta nos fuimos a la Terminal 1 pensando que seguro mi suerte iba a cambiar, pero no. Nos paseamos por TODA la Terminal 1 con Yoshi y ningún servicio de paquetería abría domingo. Con Yoshi no podíamos llevarnos el paquete de 5 kgs. de vuelta a Lima así que llamé a mi amiga (que vive en Veracruz pero su familia vive en CDMX) si podía llevarle el paquete a su casa. Cuando ella me pasó su dirección estando en Los Cabos, vi que su casa estaba súper cerca del aeropuerto. Como me dijo que no había problema y que su mamá coordinaría con el de vigilancia para recibir el paquete, salimos junto a Yoshi a pedir un Uber y llevar mi pedido hasta su casa.

Sinceramente tuve una suerte enorme de que nos tocara un taxista tan amable que no solo nos llevó, esperó y regresó de vuelta al aeropuerto en 40 minutos, sino que también nos hizo un pequeño tour por La Plaza de las Tres Culturas que estaba a la espalda de la casa de mi amiga. Se llama así ya que junta arquitectura de la época de los primeros mexicanos, la Iglesia representa a la conquista española (sino me equivoco) y a la espalda se encuentran edificio que representan la cultura moderna. Además también nos contó sobre México y nos habló sobre sus ganas de conocer Machu Picchu. Pienso que si hubiéramos estado sólo Yoshi y yo, estoy segura que nos llevaba hasta la Basílica de la Virgen de Guadalupe, pero mis papás se encontraban en el aeropuerto esperándonos con todas nuestras maletas. Si ustedes están en México o están por ir y les toca la suerte de ir en una carrera con el Sr. Juan del Volkswagen Vento, estoy segura que tendrán un excelente viaje.

Plaza de las Tres Culturas_CDMX

Una pasada rápida por la Plaza de las Tres Culturas

Al regresar al aeropuerto, todavía teníamos 2 horas para que partiera nuestro vuelo, así que fuimos a hacer check in en LATAM (al igual que en la Terminal 2, cada aerolínea tiene su propio cuarto con módulos) y luego a comer. Quería irme de México comiendo aunque sea algo de allá pero seguía con la idea de que tal vez podría caerme mal, fue así que me decidí por unos Tacos al Pastor en Tacos Inn y de beber Agua de Jamaica para mi y Horchata para mi mamá. Mi papá y Yoshi se fueron a McDonalds (aburridos). Mi última comida en México estuvo buena pero lamento mucho no haber probado cosas realmente oriundas de allá por miedo a como podría reaccionar mi estomago. Terminamos de comer y nos fuimos a la puerta de embarque.

Tacos del Pastor1_Taco Inn

Tacos del Pastor

Tacos del Pastor_Taco Inn

Comiendo la última comida en México

Esta terminal es enorme así que siento que caminamos muchísimo para llegar a nuestra puerta de embarque, la cual descubrimos que había sido cambiada. Felizmente encontramos un módulo de información relativamente cerca y supimos por cual puerta de embarque había sido cambiada, por ese motivo les recomiendo siempre llegar un par de horas antes para que no pierdan el vuelo, aunque debo decirles que igual no lo hubiéramos perdido. El vuelo tuvo un retraso de 1 hora y media.

Ahora pensarán “que cosas buenas le puede sacar ahora Nat a LATAM”, para ser sincera: nada, pero no toda la culpa la tienen ellos. Para los que no lo saben (como yo hace unas semanas) los vuelos que salen tarde con rumbo a Lima desde otra parte del mundo es porque probablemente el vuelo de ida (Lima – Destino) ha salido tarde y esto se debe también a que el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez sólo cuenta con 1 PISTA DE ATERRIZAJE/DESPEGUE para las más de 10 aerolíneas que circulan en este país. Asimismo, no se hace nada para mejorar el tránsito aéreo e inclusive se piensa traer más aerolíneas al país. Ahora, a pesar de haber salido bastante tarde de Ciudad de México, llegamos a tiempo a Lima pero demoramos más de 40 minutos en bajar de avión porque simplemente no habían mangas disponibles para nuestro avión (culpa del Aeropuerto) ni buses, y cuando finalmente pudimos bajar, nadie del aeropuerto dejo abierta la puerta de la terminal para ingresar. Como repito, no toda la culpa la lleva la aerolínea sino también el aeropuerto.

A pesar de que nuestro último día fue una odisea, este viaje fue muy reponedor para tantos días monótonos que tuve y realmente estoy ansiosa por irme de nuevo de viaje.

Por mi parte, realmente espero poder haberlos ayudado mucho si está dentro de sus opciones conocer Los Cabos, qué hubiera dado yo por leer una reseña así ya que todo lo tuve que ir descubriendo poco a poco pero pienso que es parte de la experiencia del viaje. Lo que sí, estoy más que segura que viajaré nuevamente a México para quedarme más días y probar su excelente comida picante.

Author: Natalia Lui

¡Hola! Soy Natalia, redactora y editora de Natatouille. Si el post y el blog te agradan, no olvides de ser fan en Facebook y Twitter para que te enteres de todas las actualizaciones. Puedes leer más de mí en Sobre el Autor, o también puedes ponerte en contacto conmigo :)

One Comment

  1. Genial el post , extenso pero bueno. Justo quería comentarte que aquí sí hay flor de Jamaica, solo que te venden la planta para que la hierbas. La venden en la parada, un poco lejos y peligroso pero vale la pena. Es curioso que vendiendola no le hagan mucha publicidad.

    Saludos.

    GD Star Rating
    loading...

Agregue un comentario

Required fields are marked *.