Almuerzo casero

Paseando por California

| 3 Comments

Almuerzo casero

Almuerzo en casa :)

Hace poco tuve la oportunidad de viajar a Estados Unidos para visitar a una amiga y a un primo que viven en California y de paso poder probar la comida peruana que preparan allá. Para mi buena suerte, mis amigos, quienes fueron mis guías, me llevaron a muchos sitios ricos donde comer y a continuación pienso detallar un poco sobre todos estos.

Salí de Lima a las 7 de la mañana de un sábado y llegué a mi primera escala a la 1:30 de la tarde aproximadamente, en México. Como ya había ido antes a México (también de paso) y no llegué a probar la comida de allí, así que decidí que no iba a irme del aeropuerto Benito Juárez sin probar un burrito.

Luego de pasar por inmigraciones y dejar mis maletas para que entre a bodega, pregunté donde podía comer comida mexicana buena, rica y no tan cara (en los aeropuertos la comida siempre suele ser cara) y me dijeron que podía ir a Wings o a California. Al final opté ir a Wings y pedí unas Quesadillas que estaban demasiado picantes pero muy buenas. Debo admitir que las quesadillas venían con bastantes verduras sin embargo me las comí todas y no las sentí. Creo que fue efecto del picor del plato.

Quesadillas

Almorzando en México unas quesadillas. Estaba bien rico pero no se los recomiendo (cuando van a viajar unas horas antes. No le hace bien al estómago)

Mi vuelo a Los Ángeles salió a las 7 de la noche y llegué a las 10 de la noche. El cambio horario (como están entrando a verano, la diferencia horario es -2 horas a la hora de Lima y México) pude llegar justo para la hora de la cena, sin embargo no estaba con hambre así que lo dejé pasar hasta el día siguiente que comí el tradicional Desayuno Americano que consta de Huevos Revueltos, Tocino, Salchichas, Hashed Browns (papa rayada frita) y Pan de Molde tostado con mantequilla. También está versión que viene con Panqueques pero preferí la primera versión.

Desayuno Americano

Desayuno americano tradicional. Más riiiiiii

Como le comenté a la suegra de mi amiga, aquella vez fue la primera vez que desayunaba tanto en la mañana ya que normalmente tomo un vaso de yogurt y un pan. Su respuesta fue: “Ahora ya entiendes porque acá todos somos gordos”. Fue muy graciosa y creo que tiene algo de razón. Por lo general, las dos veces que he ido allá, la gran mayoría de restaurantes son de comida rápida, quiere decir: Hamburguesas, Tacos, Pollo frito, Comida china al paso a diferencia de nuestro país que puedes encontrar restaurantes de comida casera con mayor frecuencia y a un precio razonable.

Aquella tarde cené en casa y la cena fue simple: Un trozo de chancho a la parrilla, puré y ensalada con aceitunas (imagen principal). Las aceitunas de allá tienen un sabor mucho más suave que el de las aceitunas peruanas, creo que fue por ese motivo que me las comí sin quejarme.

Al día siguiente fui al Barrio Chino y logramos encontrar un restaurante recomendado por un amigo de mi amiga. El restaurante estaba metido dentro de un mini centro comercial y nos demoramos como 30 minutos en encontrarlo. Al entrar, cualquiera podía confundir el lugar con un restaurante caro sin embargo la cuenta no salió más de $50.00. Nuestra orden compartida fue de entrada un plato de Tortilla de Langostinos con salsa de Hostión que me encantó y luego un plato de Fideos Fritos con Langostinos. Los fideos estaban agradables sin embargo la comida no me pareció espectacular. Para ser sinceros, la comida china es Estados Unidos es simple (en cuanto a presentación) y el sabor no es tan sazonado como acá en Lima, sin embargo, tampoco sabe mal.

Tortilla de langostino

Tortilla de langostino en restaurante chino

Fideos Fritos con langostino

Literalmente, Fideos Fritos con Langostino

Ya en la noche comí comida rápida (hamburguesa y papas fritas) y me acosté para ir poder estar lista para ir a Universal Studios en Los Angeles. Ese día, a diferencia de la noche anterior, comí Hot Dog con queso (extrañaba demasiado el Hot dog con queso que comía en Nueva York que no me resistí) y guardé espacio para la noche ya que iba a salir con mi primo y mis amigos a comer comida japonesa en esos restaurantes que cocinan delante de tuyo. El local al que fuimos lleva por nombre Shogun. Yo volví a pedir langostinos con arroz y para picar, pedimos una porción de Sushi (no recuerdo el nombre) pero estaba bien rico. El show que hizo el cocinero delante nuestro fue muy gracioso y a pesar de ser latino y vernos a mi amiga, mi primo y a mí, nos habló en inglés todo el rato.

Hot Dog con queso y papas

Hot Dog con queso ♥ Amo el queso

Sushi

Sushi en restaurante japonés

Al día siguiente era el turno de ir a Disneyland pero antes fuimos a comer mis tan ansiados burritos en El Pollo Loco. Por el nombre, no sé porque pensaba que vendían Pollo a la Brasa pero la comida mexicana que vendían ahí era muy buena y también podías escoger Horchata, una bebida hecha a base de arroz, leche y canela (¿les suena parecido? Sí, exactamente nuestro arroz con leche lleva esos ingredientes). Amé el burrito que comí y pienso volver ir a El Pollo Loco cuando viaje de nuevo allá.

Faltando 2 días para mi regreso a Lima, mis amigos me llevaron a comer a un restaurante de comida china llamado Panda Express. El estilo y el local me parecía similar a China Wok sin embargo su comida era más rica, no obstante no terminé y lo dejé para el almuerzo del día siguiente.

Langostinos con Pollo a la naranja y arroz

Chifa al paso. Aquí: Langostinos con Pollo a la Naranja y Arroz

Luego del almuerzo, mi primo se ofreció a llevarme a un market donde venden puros productos de Asia. El market lleva de nombre 99 Ranch Market y debo admitir que si fuera por mí, viviría en ese lugar. Las tiendas de la Calle Capón (Centro de Lima) se quedan pequeñas en comparación a este sitio. Acá puedes encontrar todo (bueno casi todo porque no encontré la cerveza china que buscaba) de China, Japón, Korea, Malasia y demás países asiáticos. Me enamoré de este sitio y la próxima vez que viaje, juro que gastaré la gran parte de mi presupuesto ahí.

Ranch Market

99 Ranch Market. Si quieres comprar cosas de Asia (en general), este es el lugar

Pasada la tarde, mi primo y yo fuimos a comer a The Boiling Crab, un restaurante de comida marina muy peculiar ya que no usan platos para comer ni para servir la comida sino colocan un pliego de papel en la mesa y la comida la sirven en bolsas, con la salsa (generalmente picante) dentro. Lo más interesante es que este lugar siempre está lleno de gente, tanto así que mi primo y yo tuvimos que esperar 45 minutos para poder entrar, lo bueno de todo es que la espera valió la pena porque la comida (a pesar de ser muy picante para mi gusto) estaba bien rica y me gustó bastante (a pesar de que me atoré al segundo bocado por el picante).

Comida Marina

Esta es la mesa de al lado en The Boiling Crab. Aquí la comida te la sirven en bolsas y solo usas tus manos para comerla

The Boiling Crab

Fachada de The Boiling Crab

Ese día, mientras esperamos para entrar, fuimos a una casa de té llamada Half & Half. Su lista de tés es tan extensa que opté por el primero que vi y al final resultó ser un té con leche, chocolate y tapioca. No estaba mal pero era un poco dulce para mi gusto.

Iced Milk Drink w chocolate pudding honey boba

Iced Milk Drink con chocolate pudding honey boba

Ya siendo viernes, mi último día en California, mis amigos me dijeron que no podía irme de allá sin antes de probar la comida peruana. A pesar de no poder contar con los mismo ingredientes que se usan en Perú, la comida estaba muy rica. No detallo más al respecto porque pienso escribir un post especialmente dedicado a este local.

Esa semana que me quedé en California, siento que aproveché al máximo el poder comer todos los tipos de comida que quería y siento que cuando vuelva, iré a otros lugares y mi experiencia será igual de gratificante.

Dentro de todas las cosas que probé recomiendo, en caso viajen para allá, que no deben irse sin antes conocer 99 Ranch Market (para los amantes de la cultura asiática), no deben dejar de probar El Pollo Loco y sus burritos ni dejar pasar la oportunidad de hacer cola y entrar a comer a The Boiling Crab.

Estén atentos que pronto escribiré sobre Inka Trail, el restaurante peruano que visité en California y tampoco deben dejar de visitar en caso viajen.

-Buen provecho-

Author: Natalia Lui

¡Hola! Soy Natalia, redactora y editora de Natatouille. Si el post y el blog te agradan, no olvides de ser fan en Facebook y Twitter para que te enteres de todas las actualizaciones. Puedes leer más de mí en Sobre el Autor, o también puedes ponerte en contacto conmigo :)

3 Comments

  1. Pingback: Inka Trail: Un poco de Perú en California | Natatouille

  2. Pingback: De vuelta en California | Natatouille

  3. Pingback: Inka Trail: Un poco de Perú en California | Natatouille

Leave a Reply

Required fields are marked *.